Nuevos aires políticos en América Latina

Muchos países de América Latina han pasado en los últimos meses, o lo harán en los próximos, por procesos electorales: de Perú a Chile, de Brasil a México, pasando por Colombia, Ecuador u Honduras. Para algunos analistas, estamos ante un cambio de ciclo que, como un péndulo, está llevando a la región de la izquierda, en la que parecía instalada en los últimos años, a un entorno más liberal-conservador. Para otros no está claro que el péndulo sea tal y lo relevante es la normalización de la alternancia democrática en una zona en otros tiempos convulsa.

Mientras, la clase media latinoamericana se ha vuelto más exigente en la lucha contra la corrupción, pero también más desencantada con una clase política que algunos consideran que a menudo no está a la altura.

La economía, por su parte, capeó la crisis económico-financiera internacional mejor que otras regiones. Sin embargo, los países siguen dependiendo en buena manera de las materias primas y no han acometido, por lo general, las reformas que les permitirían competir en los mercados globales con productos de mayor valor añadido.

A todo ello cabría sumar el que China se ha convertido ya en un actor fundamental en la zona, tanto en comercio como en inversiones. Hace unos días el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, alertaba precisamente de la expansión del gigante asiático y de Rusia en la región. Si América Latina había mirado siempre hacia el Norte, y como mucho hacia Europa, en sus relaciones exteriores, ese tiempo ya ha pasado también.


Comentarios


Para comentar, por favor inicia sesión o crea una cuenta